Periplo | Periplo 2018, “LAS IMÁGENES DEL VIAJE”
1951
page,page-id-1951,page-child,parent-pageid-784,page-template-default,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

FESTIVAL PERIPLO 2018

LAS IMÁGENES DEL VIAJE

La escritura, y por ende la lectura, siempre han constituido un viaje cuyas imágenes el autor sugiere y el lector recrea en su imaginario. El tiempo pasado por Ulises en Ogigia junto a Calipso y su partida de la isla han sido imaginados por tantas mentes como lectores han disfrutado el relato.

El gran poder –y probablemente una de sus principales virtudes- de la literatura es sin duda ese: dejar vía libre a la imaginación del lector para que emprenda el vuelo por su cuenta desde el momento en que inicia la lectura.

Pero la aparición del cine he hecho posible que alguien, el guionista de la película, o su director artístico, convierta una novela en película y nos ofrezca desde su propia visión las imágenes que siempre subyacen en aquella – viven, podríamos decir, porque la novela siempre es la morada de una multitud de imágenes-.

Empieza así un nuevo viaje de la obra literaria, una propuesta nueva de las imágenes del viaje, que acabará con mayor o con menor fortuna, según sea el resultado que finalmente veamos ante la pantalla.

La literatura de viajes no está exenta de imágenes, muy al contrario. Quizá sea la literatura en la que la imagen tiene mayor presencia, cobra mayor fuerza, más protagonismo, ya que el autor nos lleva de la mano por paisajes casi siempre ignotos para el lector y lo sumerge en ellos, obligándole a recrearlos al antojo de su imaginación.

Aunque no solo el viaje nos cuenta el viaje, sino también las propias imágenes a las que fotógrafos o creadores audiovisuales dan vida para nosotros. Ambas, escritura e imagen, se alían entonces para crear un lenguaje mixto que enriquece el relato y nos introduce en un universo nuevo, más completo y por ello más hermoso. Las nuevas tecnologías han enriquecido aún más ese lenguaje que antaño quedaba caso exclusivamente en manos de la escritura.

Ese lenguaje ocupará el centro de la programación de esta nueva edición de Periplo, y a ella acudirán sus protagonistas para mostrarnos sus trabajos y hablarnos de ellos, con la literatura siempre como eje central del festival, al que, en la periferia de la programación, se unirán voces venidas de territorios diversos, que abordarán la creación literaria con el viaje -vivido en sentido amplio- como protagonista.